Un libro que todos deberíamos leer

Compré Elogio de la Experiencia escrito por Carl Honoré porque la frase debajo del título decía “cómo sacar partido de nuestras vidas más longevas.” La verdad, ninguno sabemos hasta cuándo viviremos pero, optimista como soy, quiero pensar que aún tengo para rato.

Honoré presenta de forma entretenida, bien documentada, a ratos divertida y a ratos reflexiva, argumentos convincentes respecto a los puntos siguientes: 1) hacerse mayor no está bien visto (a pesar de que considero mucho peor morirse joven), 2) cada vez vivimos más y mejor, 3) cada vez hay más personas “mayores” haciendo cosas consideradas hasta hace poco solo aptas para jóvenes.

Valoro que para escribir su libro parece haber viajado por todo el mundo buscando casos que demuestren que cumplir años, en lugar de ser el drama que a muchos les representa, debería ser una celebración de seguir vivo, tener historias que contar, disfrutar de las cosas buenas y, sobre todo, seguir ilusionándose hasta el final.

Mi marido y yo invertíamos horas haciendo planes para el futuro. Les llamábamos “zanahorias” y siempre teníamos al menos un par en marcha. Nos gustaba soñar que un día compraríamos una caravana e iríamos a recorrer USA de punta a punta. Tomaríamos la ruta 66 y alquilaríamos una Harley para disfrutar del paisaje, él con su calva y yo con mi melena al viento, como dos abuelos chiflados pasándolo en grande. No tengo la menor duda de que, si estuviera aquí, ese sería uno de los tantos sueños que habríamos cumplido. Pasamos momentos muy felices imaginando situaciones que casi siempre se hicieron realidad por lo tanto, siento que merece la pena soñar.

Ha sido interesante leer este libro. Me ha hecho reflexionar sobre los límites que nosotros mismos nos ponemos al utilizar un lenguaje que nos hace sentirnos mayores, todo se me olvida por ejemplo, es una frase que me he prohibido volver a repetir. También me ha hecho pensar en que planificar sola no es tan divertido como era hacerlo en pareja pero, aquella era otra vida y ahora solo tengo ésta y lo que queda por venir. La edad no será un límite para seguir imaginando, haciendo cosas que me entusiasmen, disfrutando de lo que me interesa y compartiendo mis zanahorias con familiares y amigos.

Tanto si tienes pocos años como muchos, te recomiendo la lectura de este ameno e interesante libro.

¡Feliz miércoles!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s