Cuando el final se acerca – Kathryn Mannix

Este libro debería ser lectura obligada para los adultos. La autora, especialista en cuidados paliativos, nos narra su experiencia en los procesos de muerte de personas que, de una forma u otra, le han dejado una huella profunda.

Desgarrador porque, seamos sinceros, la muerte nos espanta y la mayoría somos de la opinión que si no hablamos del tema, igual nos pasa de largo, también es un libro que destila sensibilidad, humanidad y valentía. Al igual que cada uno de nosotros entiende y vive la vida según su particular prisma, lo mismo sucede con la muerte. Hay quien se marcha con serenidad y resignación, hay quien se resiste con miedo y angustia, hay quien ni se para a pensarlo.

Personalmente opino que aunque se trata de un tema tabú, es importante hablar de la muerte, de lo que nos produce, de lo que sentimos al respecto, de cómo queremos que sucedan las cosas cuando nos llegue el final. Me quedó clarísimo después de leer este libro que, resulta mucho mejor para uno mismo y para los demás dejar todo arreglado, prepararse con serenidad (siempre que eso sea posible) y despedirnos de familiares y amigos en paz y casi con un sentido de aventura y expectativa. Sé que dicho así parece que me tome el tema a la ligera pero, creedme, nada más lejos de mi intención. Yo ya he experimentado lo que significa que alguien a quien amas muera inesperadamente y, creedme, al dolor y el desconcierto se añaden la incertidumbre, la cantidad de gestiones burocráticas, el gasto desmesurado (porque hay todo un negocio montado en relación a la muerte que se aprovecha del dolor ajeno) y la sensación de que nos quedaron cosas sin decir, sin planificar, sin cerrar.

Yo no pude leer el libro de un tirón. Tuve que ir haciéndolo poco a poco para asimilar el contenido, para procesarlo y para hacerlo parte de mi criterio respecto a este tema. Por lo pronto ya tengo hecho mi testamento y, no está lejano el día en que deje escrito como quisiera que fueran mis últimas horas. Cierto, no es la actividad más excitante que se me ocurre pero, si es una que me obliga a reflexionar en profundidad sobre el sentido de la vida, mi paso por este mundo y que dejo a quién queda.

Lamentablemente pasamos más rato decidiendo dónde ir de vacaciones que preparándonos para un paso tan importante en nuestra vida y en la de los que nos rodean. Celebrar lo que hemos hecho, recordar lo que hemos vivido, agradecer el tiempo que hemos estado por aquí…todo ello puede ser una puerta a mejorar lo que ahora estamos viviendo y prepararnos para lo que inevitablemente llegará algún día.

¡Feliz viernes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s