The Herbal Chef y su innovadora propuesta

Cuando creemos que ya está todo inventado, alguien decide romper moldes y experimentar con algo nuevo. En este caso se trata del Chef Chris Sayegh quien utiliza la marihuana para dar un toque diferente a sus menús.

Los platos que presenta lucen francamente deliciosos y, no se trata de un chef en un pequeño local haciendo experimentos, este tipo se dedica al fine dinning con todo lo que ello implica.   Lo que explica en sus videos resulta tan coherente que, una se pregunta ¿cómo es que no hay más cocineros utilizando este ingrediente?  Bueno, si que hay algunos “cocinillas caseros” que son expertos en brownies y galletas pero, ¿foie infusionado en THC? eso, hasta ahora, no lo habíamos visto.

De acuerdo a Sayegh, puedes obtener las mismas sensaciones que si te fumaras un porro pero,  de forma más sutil y deliciosa.  Según explica, la sensación de estar colocado va surgiendo poco a poco en lugar de experimentar un colocón repentino y mucho menos elegante.

Mi imaginación vuela.  Puedo ver a sus clientes entrando nerviosos en el local, saboreando con interés y “mindfulness” los deliciosos platillos y, a medida que se van relajando, ser presas de risitas contenidas primero y un total descontrolado despelote después.  Asumo que cobrarán por adelantado, tendrán un servicio de acompañamiento, al menos hasta el coche, y te entregarán tu “doggie bag” con las sobras ya que, de todos es sabido el hambre desaforada que parece atacar a los que consumen marihuana.

A mí me parece una idea estupenda.  Sinceramente, no creo que se coloquen más de lo que lo harían si consumieran alcohol y, según demuestran algunos estudios científicos, resulta mucho menos nociva la hierba que la bebida.

Según leo en un artículo sobre el tema, en USA se está creando toda una industria alrededor de las propiedades y virtudes de la marihuana. Nadie como los americanos para convertir cualquier cosa en un negocio. Cannabis Hospitality Industry le han denominado, está creciendo de forma rápida y ya hay muchos inversores dispuestos a poner sus dólares en este lucrativo negocio.

Yo nunca me he atrevido a fumar un porro (algo de lo que no me siento particularmente orgullosa) pero, unas verduritas sazonadas con THC (unos de los principales componentes de la María) o un trozo de tarta con frambuesas infusionadas en la flipante sustancia, la verdad, no lo descarto.  Me imagino con la panza llena,  unas incontenibles ganas de reírme, relajada y con un buen apetito…sinceramente, a mi no hay vino ni cigarrillo que me produzca esa sensación.

¡Que caray! la próxima vez que vaya a California, voy a hacer una visita a Chris y…ya os contaré.

¡Feliz martes!

PS: hijo, si estás leyendo esto, ya puedes hacer una reserva…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s