The Laundromat: Dinero Sucio

He aquí una gran película que probablemente pasará desapercibida porque no es una super-producción y porque el mensaje que transmite es tan flipante que, seguramente no interesa que la vea mucha gente.

Si te pasa como a mi, que a menudo te preguntas que carajo está pasando en el mundo y te sientes impotente ante las múltiples injusticias que ves a tu alrededor, esta película te dejará a ratos sin respiración y a ratos ligeramente perpleja al comprobar que, efectivamente, mucho de lo que intuyes, sospechas y temes…sucede y, no solo sucede como lo imaginas sino que, la realidad realmente supera a tu imaginación.

El párrafo anterior me ha salido extremadamente largo pero, créeme, es difícil describir el impacto de esta película con menos palabras.

Una buena amiga me ha pedido que no desvele más de la cuenta cuando escriba la crítica así que, en lugar de hablarte del argumento, intentaré transmitirte las sensaciones que el “espectador consciente” experimenta. Estupor, horror, tristeza, desesperación, frustración, rabia, desconcierto, miedo y…en algún momento puntual, algo de hilaridad (poca).

Personalmente me sentí identificada con el personaje de Meryl Streep. Una mujer que pierde a su marido en un desafortunado accidente y se encuentra haciendo frente a una situación esperpéntica, pero no por ello menos real. Durante la película pensé que, si habían decidido mostrar en el cine el caso de la protagonista probablemente sea porque hay miles de personas que se han encontrado en situaciones similares. Yo sin lugar a dudas me siento una de ellas.

No os cuento más porque merece la pena que vayáis a verla. En paralelo a lo que os he desvelado, la historia nos va mostrando como una simple mujer que solo pretende reclamar lo que es suyo, es víctima de un entramado de mentiras, fraudes, leyes que favorecen a los delincuentes, corrupción y codicia sin límites. Si queréis que os describa en una palabra lo que me parece el argumento, aquí va: espeluznante.

Una película que da para pensar y mucho. Personalmente me gustaría hacer algo al respecto. De momento solo se me ocurre ir a comprar armas pero…no creo que sea la solución ideal. De cualquier forma, no podemos quedarnos con los brazos cruzados. Creo que es tan malo delinquir como saber que delinquen y no hacer nada al respecto.

Por lo pronto, voy a por una pastillita para dormir.

¡Buenas noches!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s