En defensa de Josep Pamies de la Dulce Revolución

La persecución a Josep Pamies viene de lejos y confío en que esta crisis acabe otorgándole el reconocimiento que merece y, de una vez por todas, medios de comunicación y otras alimañas le dejen en paz. LA SOCIEDAD NECESITA MÁS PERSONAS Y LÍDERES COMO JOSEP PAMIES.

Para los que no le conozcáis, Josep es un agricultor que, entre otras cosas se dedica a curar con hierbas diferentes tipos de enfermedades. Sus detractores, con argumentos alarmistas y falsos, intentan desprestigiar a este hombre que lo único que hace es transmitir un conocimiento milenario que podría ser de gran ayuda a la humanidad. Recordemos que antes de los laboratorios y las farmacéuticas así es cómo se curaba la gente.

Dado que resulta difícil registrar y hacerse con los derechos de las plantas y los productos naturales, aún cuando ya hay empresas que lo intentan y gobiernos tan corruptos que se lo plantean, las plantas y otros productos naturales pertenecen a la humanidad, no dan grandes beneficios y están al alcance de la gran mayoría. De hecho, en muchos países de África, Latino America y Asia se utilizan de forma habitual. Por cierto, en algunos países más avanzados que el nuestro, Alemania por ejemplo, también y además, ¡qué delito!, están aprobadas para utilizarse como medicina alternativa.

El caso es que la polémica actual gira en torno a la utilización del MMS – ya escribí un artículo anterior sobre el tema – que es una sustancia que elimina todo tipo de virus y que podría estarse utilizando perfectamente para luchar contra este “mortífero” enemigo que actualmente nos ha trastocado la vida a todos. En algún programa en televisión, utilizando una narrativa alarmista, mal investigada, poco documentada y engañosa, tildan a Pamies de estafador y cosas peores. Una vergüenza, una inmoralidad y una clara muestra del periodismo de pacotilla que tenemos que tragarnos actualmente.

Para mí la situación es muy sencilla. Cojamos, por ejemplo, 20 pacientes con corona virus, administrémosles el MMS y veamos qué sucede. ¿Dónde están los directivos de las cadenas de televisión que permiten emitir programas supuestamente serios en momentos como éste y nos tratan como si fuéramos imbéciles? ¿Dónde están esos abogados y jueces que aceptan las demandas contra Pamies (que por cierto, acaba ganando él pero eso no nos los contarán nunca)?

Seamos salomónicos. Yo no le doy la razón a Pamies con los ojos cerrados. El tipo me encanta por todo lo que defiende (le conozco personalmente) y porque transmite transparencia y honestidad no obstante, imaginemos que no me creyera una sola palabra de las que dice. Pues fácil ¿no? puestos a tragarse un diagnóstico fatalista que probablemente sea lo que realmente acabe matando a mas personas, ¿por qué no dar a esos pacientes desesperados dos gotas de MMS?

Por último, lo que mas me sorprende es la actitud de rebaño que tiene la mayoría a la hora de opinar sobre el tema. Muchos médicos no quieren ni oír hablar del tema, teniendo en cuenta lo mucho que saben ellos sobre medicina natural, nutrición y terapias alternativas…no me extraña que no quieran oír hablar de algo que intuyen puede hacerles sombra. Por un lado claman ayuda por su gran preocupación respecto a la salud de los pacientes, y por otro no tienen lo que hace falta para tomar la decisión de, en una situación tan supuestamente desesperada como la actual, administrar un producto que está más que probado que funciona.

No sé que es más triste, la codicia de las farmacéuticas o la estupidez del resto.

¡Feliz sábado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s