Be Your Own Shaman – Deborah King

Este es un libro que encaja muy bien con el giro que ha dado mi vida en los últimos meses. Empecé a leer sobre energía a raíz del fallecimiento inesperado de mi marido. Sentía una gran curiosidad por saber que sucede cuando morimos, estaba convencida de que no desaparecemos y quería entender donde se iba esa energía que abandona el cuerpo cuando la persona muere. No entraré ahora en detalles porque son personales y porque, aunque vienen a cuento, no es necesario que explique todo lo que me animó a seguir estudiando el tema.

El caso es que en octubre del año pasado empecé un curso de medicina energética y en el encontré lo que hacía años estaba buscando: una forma de ayudar a los demás de forma rápida, amorosa y eficiente. Tampoco entraré en detalles porque esta es una medicina que, a menos que se experimente, es difícil de entender y, para muchas personas, imposible de aceptar. Más o menos como aquellos que se negaban a creer que la tierra era redonda y tenían miedo de caerse al llegar al borde de la misma.

El libro de Deborah King es un relato personal y excelente de como a través de la medicina energética podemos curarnos a nosotros mismos y ayudar a otros a sanar. Deborah explica su experiencia personal, al final de cada capítulo nos proporciona ejercicios prácticos que nos ayudan a abrir los chakras y nos anima a entrar en contacto con nuestra esencia y con la fuente de la cual venimos todos.

La autora defiende que, dado que todos somos energía, todos tenemos la capacidad de sanar y ayudar a sanar a otras personas. Nuestras manos son capaces de transmitir una gran cantidad de energía que ayuda a ablandar los tejidos rígidos de nuestro cuerpo que, debido a emociones negativas, suelen ser el resultado de tener los chakras cerrados. Aunque parece magia, en realidad no lo es. Se trata de la medicina oriental, milenaria, holística y muy efectiva que aquí en Occidente rechazamos gracias a la nefasta y persistente labor de las farmacéuticas y otros grupos interesados en hacer crónicas las enfermedades y desplumar a los pacientes de la forma más rápida y eficiente posible. Una medicina que solo utiliza las manos para curar muchas enfermedades…la verdad, no resulta rentable.

El libro resulta tan interesante que terminé de leerlo y volví a empezarlo. Tenía prisa por saber todo lo que contenía y como terminaba. Ahora que ya lo sé, me centraré en hacer los ejercicios para sacarle todo el provecho posible. Ya son seis meses que practico esta medicina y los resultados son sorprendentes. Para muchos resulta un acto de fe, para los que la practicamos y experimentamos con la mente abierta y el corazón dispuesto a ayudar, no deja de sorprendernos todo lo que puede lograrse mediante la fuerza de nuestra energía y el poder de la intención.

Si te suena esotérico, no te preocupes, es lo que le sucede a la mayoría. Si te interesa el tema, cómprate el libro y comprueba lo que puede hacerse con unos simples ejercicios, algo de práctica y una mente abierta.

¡Feliz viernes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s